boda de Elena y Ángel 01

La boda de Elena y Ángel en Asturias

Elena y Ángel estaban en Tailandia cuando él sacó la cajita azul del bolsillo y le pidió matrimonio. Para ese momento, eligió un anillo de Tiffany&Co sencillo y discreto, demostrándole así que conoce a Elena a la perfección. Al ponerse ambos a pensar dónde casarse, lo tuvieron claro: en el Palacio de ValdesotoAsí comienza la historia de una preciosa boda, la boda de Elena y Ángel celebrada en Asturias. ¡Espero que os guste!

El Palacio de Valdesoto donde celebraron su enlace, estaba al lado de sus casas (a sólo 3 km). Y también al lado de la Iglesia dónde se casaron, San Félix de Valdesoto. Muy cómodo para los invitados al no haber grandes desplazamientos. Los jardines son preciosos y además era especial para la abuela de Elena ya que de pequeña había jugado en alguna ocasión por esos jardines franceses y le hacía mucha ilusión. No hubo duda.

La misa fue un momento muy especial. La novia era un manojo de nervios, pero Tito (el cura) hizo que fuera distendida, alegre y cercana. Recuerdan con claridad el momento y la canción que sonaba tocada por Cuarteto Arpeggio.

El vestido de la novia lo hizo Covadonga Plaza y, aunque un vestido de cero puede ser un gran reto, Elena confiaba ciegamente en Covadonga y en sus modistas. Trini y Marga le hicieron sentir como en casa en cada prueba y todo iba cobrando forma. Aún recuerda cómo Covadonga captó rápidamente la idea que quería explicar, y así añadir un cuerpo de tul bordado que pudiera quitar. Finalmente, el resultado fue un vestido clásico de manga larga en crepe de seda, con una gran cola desmontable. Los zapatos fueron unos Jimmy Choo champagne, regalo de sus padres.

Para la ceremonia, la novia eligió un peinado que combinaba trenzado y coleta complementado con un tocado hecho a mano de Covadonga Plaza a conjunto con el bordado de tul. Elena nos ha contado que fue un acierto haber elegido a las chicas de Barbareando y a Lorena Carbajal Make up porque, además del trabajo que hacen, se agradece el buen rollo que tienen quitando hierro a los momentos de nerviosismo de los preparativos.

Elena siempre suele ir con el pelo suelto y en su boda no quería sentirse disfrazada, por lo que el momento baile fue el momento perfecto para “soltar la melena” (literal) y no quedarse sin lucir un Tocado de Paula de Le Touquet. Se lo dejó una amiga a la que le tiene un cariño especial.

Las alianzas fueron de Joyería Suárez, clásicas y los pendientes se los hizo un joyero de confianza en oro y diamantes, con forma trepadora para darles un aire más actual.

El novio, Ángel, llevó un chaqué y camisa a medida de Plácido Sastre, sastres artesanos. Un clásico en Oviedo y con los que no falló. La camisa llevaba bordadas sus iniciales. Eligió una corbata en tono azul con toques en verdes de Indian Lord, unos gemelos de Loewe y el reloj de pedida que Elena le regaló de Gucci.

Little Moments Design fue la encargada de las invitaciones de la boda de Elena y Ángel. Hacen unos dibujos espectaculares. Eran unos sobres forrados con una de las flores preferidas de Elena, los Hibiscus. Y la tarjeta era una invitación clásica con algún pequeño detalle. Adjuntaron también un pequeño mapa del lugar, que con sus dibujos quedó precioso. Los nombres de los invitados fueron escritos a mano por Naranjas Chinas. A Elena le encanta el lettering y Aída es una artista.

Para los invitados de la boda de Elena y Ángel, los novios dejaron una bolsita en las sillas con todos los detalles ya que no querían perder tiempo en el reparto. Regalaron una botella de vino La Planta, Moscovitas de Rialto (riquísimas y muy típicas de Oviedo) y un cuadro con una preciosa acuarela de los jardines del Palacio, pintada por Hermanos Dávila, unos pintores en Oviedo.

Tampoco falto el típico Kit de supervivencia. Muy necesario para cualquier imprevisto y tras el fiestón. También hubo un córner donde los invitados podían dejar sus zapatos y coger unas alpargatas. Así pudieron seguir la fiesta sin ningún impedimento. Y lo más importante, unas tarjetitas de la Asociación Española contra el Cáncer.

Para la boda de Elena y Ángel, las chicas de Doña Cúrcuma se encargaron de la decoración tanto de la iglesia como del Palacio. El arco de la Iglesia era precioso. En el Palacio la decoración de las mesas llevaba la misma línea que el ramo con Rosas David Austin, rosas miniatura, cardos, proteas, etc. Cuando Elena vio su ramo por primera vez fue un momento increíble. No le pudo gustar más. Contactaron también con “Plantas y Espacios” una empresa local para dar el toque tropical que querían al salón y que se complementó a la perfección con el photocall Selva de los chicos de Save the Date proyects.

El Catering fue otra de las cosas que no dudaron en ningún momento: tenía que ser Catering Manzano. Además de que les encantan cómo cocinan les tocaba aún más de cerca ya que son familia de Ángel. Los tres hermanos Nacho, Esther y Sandra estuvieron súper pendientes de todo y los novios están muy agradecidos. Tuvieron un postre espectacular: la  ensalada de chocolate del Restaurante La Salgar. Es un postre que no lo suelen ofrecer en los menús de bodas por su laboriosa elaboración.  No pudieron estar más agradecidos a todo el equipo.

Para las fotos y el vídeo, Elena y Ángel contaron con Nieves de Días de Vino y Rosas y Daniel Meana que se encargaron de inmortalizar los momentos de ese día, desde los nervios del inicio hasta el final.

Otro de los momentazos de la boda de Elena y Ángel fue gracias a los amigos de la pareja que tenían un par de sorpresas increíbles para ellos: un cuadro con una foto de ellos del viaje a Tailandia pixelada, pero en la que cada uno de esos píxeles eran fotos de todos sus amigos desde la adolescencia hasta ahora. Y, tras la sorpresa, salieron al jardín y comenzó una traca de fuegos artificiales que no pudo ser más espectacular. Puso el broche a la cena.

La fiesta de la boda de Elena y Ángel fue muy animada y el encargado de la música fue Diego Laruelo, muy conocido como DJ en Asturias y, además, amigo de los novios que se volcó al máximo.

Y esto es lo que nos cuenta Elena de aquel día: Fue un día inolvidable. Todo el mundo te repite una y otra vez que pasa muy rápido y no puede ser más cierto. Es emocionante reunir a todos tus familiares y amigos para estar contigo en ese día y poder vivir esos momentos junto a ellos. Algunos fueron de muy lejos (Chile, Italia e Israel) . Así que, después de tantos preparativos y esperar que llegue el día sólo queda una cosa…DISFRUTARLO AL MÁXIMO.

boda de Elena y Ángel 02

boda de Elena y Ángel 03

boda de Elena y Ángel 04

boda de Elena y Ángel 05

boda de Elena y Ángel 06

boda de Elena y Ángel 07

boda de Elena y Ángel 08

boda de Elena y Ángel 09

boda de Elena y Ángel 10

boda de Elena y Ángel 11

boda de Elena y Ángel 12

boda de Elena y Ángel 13

boda de Elena y Ángel 14

boda de Elena y Ángel 16

boda de Elena y Ángel 17

boda de Elena y Ángel16

boda de Elena y Ángel 14

boda de Elena y Ángel 15

boda de Elena y Ángel 17

boda de Elena y Ángel 18

boda de Elena y Ángel 19

boda de Elena y Ángel 20

boda de Elena y Ángel 21

boda de Elena y Ángel 22

¡Ah! Y recuerda que si quieres, puedes suscribirte al blog para recibir todos los miércoles una nueva entrada en tu buzón de correo. ¡Nos vemos la semana que viene!

Proveedores de la boda de Elena y Ángel 

Vestido de la novia: Covadonga Plaza |

Zapatos: Jimmy Choo |

Ramo: Doña Cúrcuma |

| Tocado: Covadonga Plaza y Le Touquet |

| Peluquería: Barbareando |

| Maquillaje: Lorena Carbajal Make up |

| Bata de la novia: La Costa del Algodón |

| Alianzas: Joyería Suarez |

| Anillo de pedida: Tiffany&Co |

Traje del novio: Plácido Sastre |

Corbata: Indian Lord |

Gemelos: Loewe |

Reloj: Gucci |

Lugar de la celebración:  Palacio de Valdesoto |

Catering:  Catering Manzano |

Tarta nupcial:  Ma petite patisserie |

Invitaciones: Little Moments Design |

Lettering: Naranjas chinas |

Decoración: Plantas y Espacios |

Photocall: Save the Date proyects |

Música de la iglesia y del aperitivo:  Cuarteto Arpeggio |

Música y DJ:  Diego Laruelo |

Fotógrafo:  Días de Vino y Rosas |

Vídeo:  Daniel Meana |

Sin comentarios

Escribe un comentario