Boda en Medina Sidonia 01

La boda en Medina Sidonia de Ana y José

Ana y José son de Medina Sidonia, un pueblo precioso de la provincia de Cádiz y llevan juntos desde 2004. Cuando empezaron a salir, Ana tenía quince años y José dieciocho. El casarse siempre entró en sus planes, pero no fue hasta septiembre de 2018 cuando él se lo pidió. Octubre es un mes muy especial para ellos porque los padres de ambos se casaron en octubre y, además, los dos cumplen años ese mismo mes. Finalmente, el día 6 de octubre de 2018 fue la fecha elegida para celebrar su boda.

Ana y su hermana son dos enamoradas de las bodas. Tanto es así que han creado una empresa de wedding planner y de organización de eventos a la que han llamado Leilolá. Así que para Ana, organizar su boda era un sueño hecho realidad.

Los novios se casaron en la Iglesia Santa María la Mayor la Coronada de Medina Sidonia, a las doce del mediodía. Siempre quisieron una boda con colores de otoño, en el campo, rodeados de naturaleza y al aire libre. Y, después de mucho buscar, encontraron el sitio perfecto. Los Jardines de la Cabaña, situado fuera de Medina Sidonia. Concretamente, en el Puerto de Santa María.

Las invitaciones fueron hechas a mano por Leilolá. El sobre forrado tenía unas flores dibujadas y coloreadas con ceras, haciendo un guiño a los niños del colegio donde Ana trabaja. Nadie sabía que esas flores tenían un gran significado para ella. Serían las flores que su vestido de novia llevaría bordadas.

El vestido lo diseñó Ana Cherubina. Toda la tela estaba bordada con unas flores preciosas. La espalda tenía flores bordadas a mano y en color que daban un toque súper especial al vestido. Ciento cincuenta pequeños botones recorrían la espalda hasta llegar al final de la cola.

El tocado también fue obra de Ana Cherubina. Captó rápidamente la esencia de la novia y plasmó los colores de la boda en un tocado que envolvía su coleta y le hacía sentir muy ella. La novia siempre quiso ir velada. Le hacía especial ilusión que su padre se lo colocara y que su futuro marido se lo levantase. Los zapatos fueron de Ana Polo y la novia se enamoró de ellos en cuanto los vio.

El novio llevaba chaqué, chaleco y corbata color azul de Manuel Infante. Los gemelos de oro que llevaba eran de su abuelo y los guardaba con especial cariño para poder disfrutarlos ese día.

El ramo de la novia esconde una preciosa historia. Valle, su florista de siempre, mezcló las flores que Ana le pidió. Tenía claro que quería eucalipto, pues estaría presente en toda la boda y era un olor que quería que les acompañara durante todo el día. El algodón, la protea y el astilbe completaron el ramo. Cuando Valle le trajo esa mañana el ramo y le contó que sus niños del colegio se pusieron en contacto con ella para regalárselo, no pudo contener las lagrimas y llorar de emoción. El ramo también llevaba una chapita colgada y grabada con una frase preciosa que le encogió el corazón.

Ana fue a la Iglesia en su propio coche. Un New Beetle color crema que decoraron con eucalipto y paniculata. Los niños de arras fueron en un Seat 600 de color rojo que pertenecía a su suegro. Iban preciosos, con vestidos y conjuntos diseñados por Paqui, la costurera de siempre de Ana, alpargatas de Problue y coronas de hortensias preservadas de Paz y Cruz.

En la celebración quisieron sorprender a los invitados con un rincón con fotos en las que salían los novios. Además, para soportar el calor que hacía ese día, hicieron unos paipáis con el dibujo del novio y la novia, dibujados por cada uno de los peques del colegio donde trabaja Ana. Para regalar en mesa, decidieron dejarles una tarjeta y una nariz solidaria.

Para abrir el baile, elegieron la canción “Somehing stupid” de Robbie Williams y Nicole Kidman. Justo después, el grupo de pop rock Superagente86 tocó para hacerles disfrutar hasta que se hizo de noche. En un momento de la noche, los novios cogieron el micro y cantaron la canción “No puedo vivir sin ti”. Y, justo en ese momento, Ana dividió su ramo en tres y le regaló un trozo a su hermana y otro a su madre. No se lo esperaban y fue un momento muy emotivo. El baile siguió con la música de Rubén Gómez DJ y lo pasaron tan bien que no querían que acabase.

Para ambos, fue sin duda el mejor día de sus vidas. Y ahí estuvieron SweetStudio y Kirigami para fotografiar y grabar todos los momentos.

Boda en Medina Sidonia 02

Boda en Medina Sidonia 03

Boda en Medina Sidonia 04

Boda en Medina Sidonia 05

Boda en Medina Sidonia 06

Boda en Medina Sidonia 07

Boda en Medina Sidonia 08

Boda en Medina Sidonia 09

Boda en Medina Sidonia 10

Boda en Medina Sidonia 11

Boda en Medina Sidonia 12

Boda en Medina Sidonia 13

Proveedores de la boda de Ana y José en Medina Sidonia 

Vestido de la novia: Cherubina |

Tocado de la novia: Cherubina |

Zapatos de la novia: Ana Polo |

Traje del novio: Manuel Infante |

Arras:  Problue y Paz y Cruz |

Música:  Superagente86  Rubén Gómez DJ |

Lugar de la celebración:  Jardines de la Cabaña |

Wedding planner:  Leilolá |

Fotógrafo:  Sweet Studio |

Vídeo:  Kirigami |

Sin comentarios

Escribe un comentario